Complementa la educación escolar de tus hijos con educación financiera
26 / 02 / 2020

Complementa la educación escolar de tus hijos con educación financiera

Compartir
  

El futuro de nuestros hijos es uno de los temas que más nos preocupa como padres. Pensamos en su bienestar, en su educación, en inculcarles valores, en que no les haga falta nada, pero pocas veces caemos en cuenta que la educación financiera también es fundamental en sus vidas y que por eso, debemos inculcar desde pequeños este hábito.

La educación financiera familiar debe iniciarse desde la niñez, pues es la etapa en la que comienza la generación de hábitos. Te contamos a continuación algunos consejos prácticos para que complementes el regreso a clases de tus hijos enseñándoles el valor del dinero y la manera correcta de manejarlo. 


  1. Háblales sobre la responsabilidad del dinero. El dinero se obtiene a través del trabajo y el esfuerzo, y es importante que tus hijos aprendan esto para ser responsables. Podrías motivarlos a vender algún producto y entre hermanos pueden establecer roles para las ganancias y las ventas. De esta forma aprenderán sobre cultura financiera. 


  2. Enséñales a ahorrar. Desde temprana edad debes hablar con tus hijos sobre educación financiera enseñándoles sobre la importancia de ahorrar. Para empezar, puede ser por medio de una alcancía donde ellos mismos depositen las monedas; de esta forma estarás garantizando que el hábito del ahorro se convierta en una costumbre cuando consigan su primer trabajo. Cuando llegue este momento deberán saber que la mejor manera de ahorrar es guardando el 5% de su sueldo y con el paso del tiempo, y el aumento de salario, lo recomendable es incrementar el ahorro a un 10% (hasta alcanzar el 20%). 


  3. Fomenta la inversión. Este es otro hábito fundamental en la educación financiera, pues no es suficiente solo con ahorrar, sino que deben saber cómo multiplicarlo. Enséñales a tus hijos la importancia de buscar asesores financieros que los guíen acerca de la mejor manera de invertir sus ingresos personales.



    Finanzas personales


  4. Invítalos a participar. Otra forma de aprender sobre finanzas personales es invitando a tus hijos a participar en las decisiones cuando tú estás manejando dinero. Pídeles ayuda para leer y comparar los precios de los artículos en el supermercado y las cantidades que deberían llevar. Por otro lado, puedes pedirles que te ayuden cuando estés haciendo tu presupuesto mensual para identificar las necesidades de la familia, cuánto pueden ahorrar y cuánto pueden gastar.


  5. Enséñales sobre la moderación. Cuéntales que ser moderado no es ser tacaño sino por el contrario, es tener claro cómo está gastando su dinero y en qué lo está gastando (si son productos o servicios útiles y de calidad) para llevar un control sobre sus finanzas personales.


  6. Conviértete en un modelo a seguir. La mejor forma de enseñarle a tus hijos sobre finanzas
    personales es con el ejemplo, ya que lo que haces tiene más influencia que cualquier consejo que les puedas dar. De esta forma, si no quieres que tus hijos sufran por problemas económicos en el futuro, lo mejor es que tengas una cultura financiera sana. Muéstrales cómo llevas a cabo los anteriores puntos y por qué lo haces de esa forma.

 

Aprender sobre educación financiera familiar es muy importante para que empieces nuevo año con este propósito que es fundamental y que beneficiará a tus hijos a largo plazo. De esta forma, fomentarás desde ya una cultura financiera sana y reducirás el riesgo de que tus hijos pasen por dificultades económicas como deudas. 

Suscríbete a nuestro blog