Gastos que no son gastos, sino inversión
27 / 11 / 2019

Gastos que no son gastos, sino inversión

Compartir
  

El ritmo de vida que tienes puede ser absorbente por los compromisos, gastos y dificultades que se presentan en el camino. Sin embargo, debes recordar que lo que haces con tu dinero y tu tiempo es una decisión personal y que, sin ánimo de pensar con una mentalidad de consumo absoluto, es importante replantearse en qué cosas inviertes tu dinero.

En ese caso, ¿te has preguntado en qué puedes gastar tu dinero para que se convierta en una inversión? Te damos algunas ideas para que inviertas en ti. 

1. Invierte en los demás: gastar dinero en las personas que son importantes para ti, te hará sentir mejor de lo que crees. En realidad, el tiempo y el dinero que inviertes en ellos, es algo que no tiene precio, pues su valor emocional es mucho más fuerte. Una salida a comer, un viaje o un día de aventuras haciendo deportes extremos, serán un recuerdo increíble. 



2. Vive Experiencias: la vida es mucho mejor si vives experiencias que marquen la diferencia para hacerla memorable. En muchas ocasiones no tenemos que invertir demasiado dinero para vivir momentos agradables, pero a veces darse un buen gusto también hace parte de la experiencia de vivir.

Por qué no montar en globo, conducir un auto o una moto deportiva, o alquilar una casa frente al mar para disfrutar de los bellos atardeceres que ofrece la costa. Claro está, puedes encontrar muchas opciones para vivir de la mejor manera nuevas experiencias que sean una inversión para tu vida. 

Cómo dejar de gastar

3. Cuida tu salud: invertir dinero para mantener y mejorar nuestra salud es algo necesario para conservar el bienestar de nuestro cuerpo y la tranquilidad de quienes nos aman. Esto no solo se trata de ir al médico cuando aparece un malestar. Se trata de cuidar tu integridad con: una buena alimentación, la cuota de un gimnasio (si te gusta esta forma de ejercitarte), un seguro médico privado, ortodoncia, fisioterapia, etc.  



4. Invierte en ropa: la ropa es un gasto que debes hacer por ti, por tu bienestar personal, por sentirte bien contigo mismo. Además, hace parte de la presentación personal de todo individuo. Si tu vestuario no es el adecuado para una ocasión especial o una cita, no causarás la mejor impresión y tampoco te sentirás bien. Una vestimenta adecuada puede generar impresiones positivas para lograr ascensos o sorprender a esa persona que tanto quieres. 



5. Compra libros: leer es uno de los mejores hábitos que puede adquirir un ser humano. No se puede afirmar que los libros produzcan un pensamiento que genere riqueza económica, pero si se puede decir que provocan un cambio en la forma de actuar y en la mentalidad, te hacen crecer. Personajes inspiradores como: Oprah Winfrey, Bill Gates o Richard Branson adquirieron como costumbre leer un libro y definitivamente son personas que aportan a la humanidad todos los conocimientos adquiridos a raíz de la lectura.

 

Así que date un buen gusto e invierte en algo que te haga feliz. 

Suscríbete a nuestro blog